LEMA_2016_2017

“Cambia tus opiniones, mantén tus principios; cambia tus vivencias, mantén intactas tus raíces”
V. Hugo

Educar en la trascendencia

“La trascendencia sería la apertura hacia la profundidad y amplitud de lo real que se abre ante nosotros. Así pues, educar para la trascendencia, es educar una mirada distinta capaz de descubrir una dimensión diferente de la realidad”.

A partir de este texto, concebimos una imagen gráfica que representa la idea de “Educar en la trascendencia”.

La imagen de nuestro cartel se compone de varios elementos: en la parte superior una pequeña planta en crecimiento, una profunda raíz que la alimenta y en la parte inferior una tipografía de color azul que simboliza el agua. El texto que les acompaña, reza “Mira + allá” a modo de invitación y propuesta a toda la Comunidad Educativa de La Salle.

Mira + allá

Es necesario aprender a mirarlo todo desde una óptica diferente; Aunque a primera vista nuestros actos de cada día no sean más importantes que una planta con sólo dos pequeñas hojas, y que aún no deja ver su fruto, no debemos perder de vista lo que hay debajo de la superficie, que no vemos pero sabemos a ciencia cierta que está: La raíz.

“Mirar + allá” es abrirnos a la profundidad, es esforzarse por escarbar en el terreno y descubrir las raíces de esa planta que, aunque invisibles, están ahí y son vitales, es desarrollar una mirada distinta capaz de descubrir que debajo de esa planta, escondida, se encuentra una raíz que le da fortaleza y alimento.

Hablemos de raíces

La raíz es la primera de las partes embrionarias que se desarrolla durante la germinación de la semilla; de la misma manera, nuestras raíces, nuestras creencias, nuestros valores, etc. se empiezan a formar desde edades tempranas, en la familia, en  el colegio…

La raíz es un órgano de las plantas que generalmente crece hacia el interior por tener geotropismo positivo y fototropismo negativo (les atrae la gravedad y rechazan la luz solar). ¿Cuáles deben ser nuestros “tropismos” negativos o positivos que nos hagan enraizar en la dirección correcta? ¿Cuáles son los valores que deben orientar el crecimiento de un lasaliano?

La raíz y el tallo son los ejes de las plantas y entre ellos no existe una clara separación; Somos, o debemos ser, un todo. Que nuestros frutos, nuestro trabajo y nuestras raíces se confundan hasta el punto de no saber muy bien dónde termina uno  y  dónde empieza el otro. Dónde empieza “lo que haces” y dónde el “por qué lo haces”.

Funciones de la raíz:

  • El anclaje al suelo: Según sea el sustrato, la raíz se ramifica más o menos. El aspecto de las raíces cambia de una planta a otra. Una Encina tiene las raíces   desarrolladas en profundidad, mientras que un Álamo las desarrolla superficialmente. Nuestras raíces también nos anclan a la realidad y se adaptan a ella, de nada sirve enraizar haciendo caso omiso al “sustrato que nos rodea”. También es necesario comprender que cada uno de nosotros tiene diferencias en sus raíces y que esa realidad es una riqueza.
  • La absorción de agua y de los nutrientes del suelo, y su transporte al resto de la planta para su crecimiento y a las hojas para la fotosíntesis. El agua que nos nutre es Dios, que el sustento vital de nuestro Carácter Propio y de nuestro trabajo educativo. El es la fuerza que “transportamos” a cada una de nuestras acciones diarias.
  • Acumulación de reservas. Una zanahoria, por ejemplo, no es mas que una reserva de alimento que la planta guarda en su raíz. Cuando todo parece inútil, cuando el trabajo de cada día se torna vacío, cuesta arriba…. Son nuestras raíces nuestras reservas de energía.
  • Creación de suelo: las moléculas y enzimas segregadas por las raíces y  sus  relaciones simbióticas contribuyen a la formación de suelo. Las raíces de   numerosos árboles segregan ácidos bastante potentes para disolver piedras calizas y liberar el calcio y otros minerales útiles. Desarrollar unas profundas raíces contagia y crea un suelo (sociedad) con las condiciones óptimas donde enraícen otras personas.

¿No será esta una buena definición de educar?

Comunicación: ¿Sabías que ciertas especies de árboles pueden unir sus raíces a las  de  árboles  de  la  misma  especie  y  así  poner  en  común  los  recursos  hídricos    y nutritivos?. Esta unión puede ayudar a un árbol gravemente herido a sobrevivir. En este sentido, todos hemos experimentado alguna vez cómo nuestras raíces son capaces de unir, ayudar y conectar incluso con personas que están físicamente lejos de nosotros.

A modo de conclusión

En definitiva, lo que hacemos o decimos cada día puede parecer pequeño, pero nuestras motivaciones, nuestros valores y nuestras creencias conforman una raíz que va profundizando y que puede ser más importante que cada acto en sí mismo. Debemos aprender a ver y cuidar esas raíces.

Hay que aprender a mirar más allá y descubrir las raíces de todo lo que hacemos. Una  raíz que nos ancla a la realidad, nos da la posibilidad de crecer y nos alimenta de la Fuente. Por lo tanto, lo que importa no es sólo lo que hacemos, sino que esas programaciones, sesiones en el aula, reflexiones de la mañana, campañas, encuentros, reuniones, oraciones… etc. Sean fiel reflejo de nuestras raíces.

El Equipo de Happy Machine, Septiembre de 2015